ts1Hace dos años y medio puse una entrada en mi blog hablando de un grupo que acababa de conocer, sólo por disco. Se trataba del grupo de música antigua Tasto Solo. Siempre me ha gustado la música antigua, pero mi conocimiento de la misma era muy parcial, y me temo que lo sigue siendo. Cuando escuché el disco Meyster ob allen Meystern me conmovió la delicadeza de algunas piezas. Era como trasladarse a la Edad Media y al primer Renacimiento.

Se trata de un grupo formado por Guillermo Pérez (que lo dirige y toca el organetto), el músico valenciano David Catalunya (clavicémbalo), Reinhild Waldek (arpa gótica), y otros músicos que colaboran ocasionalmente con instrumentos antiguos o incluso con la voz, como la soprano Nadia Lavoyer.

Ahora, dos años y medio después de aquella entrada, he podido verlos en directo (el pasado 20 de noviembre, en el Auditori de Barcelona). Durante el espectáculo se creó ese silencio que se crea solamente en ocasiones muy especiales y que responde a una especie de comunión artística, y que siempre me recuerda la mística musical de Fray Luis cuando cantaba aquello tan bello de El aire se serena y viste de hermosura y luz no usada

Todo fue enormemente delicado, y por lo mismo, extraño. No estamos acostumbrados ni a este arte ni a esta concepción tan depurada y rigurosa del mismo. Se vivieron algunos de esos momentos en que uno se ve obligado a cerrar los ojos para poder captar tanta belleza. No me extraña. Fue como poner en una batidora la perfección técnica y el virtuosismo de Guillermo Pérez, el arrobamiento de David Catalunya, la sensibilidad extrema de las dos chicas y la voz increíble de la soprano.

ts2El grupo Tasto Solo ha recuperado no sólo mucho repertorio sino también  instrumentos antiguos que una vez acabada la actuación pudimos ver de cerca los que decidimos cotillear en el escenario. Instrumentos que muchas veces han fabricado los propios músicos, con ayuda de musicólogos y estudiosos. La finalidad es que la música suene exactamente como fue escrita hace quinientos años. El organetto, en concreto, es como un pequeño órgano con un fuelle posterior que produce una sonoridad especial, inusual.

Os remito a su página y a un vídeo. Si en la anterior entrada hablaba de cómo cambian las cosas en unos años, y de qué manera el blog o los blogs lo recogen, en esta entrada incido en lo mismo pero desde una perspectiva bien diferente. Hace dos años había escuchado a Tasto Solo únicamente en disco. Ahora ya en directo. Y puedo decir que todavía me gustan más.

Advertisements